director@riprevention.org 401 835 5311 PO Box 173 Adamsville, RI 02801

Bienestar medioambiental

El bienestar medioambiental está relacionado con el entorno que ocupa. Esta dimensión de la salud conecta su bienestar general con la salud de su entorno. Piénselo de esta manera: Cuando prepara una comida, ¿lava y corta las verduras en la sala de estar? ¿Sazona la carne en el baño? ¿Cocina los alimentos en su habitación?

Si respondió afirmativamente a alguna de estas preguntas y no vive en una casa de una sola habitación, puede dar fe personalmente de lo difícil que es realizar una tarea en un entorno mal equipado. Si se dispone a preparar una comida, es imprescindible que esté en una cocina en la que todos sus utensilios e ingredientes estén en su sitio, y que esté libre de distracciones importantes. Del mismo modo, en la vida, es más probable que tengamos éxito si nos preparamos para ello creando un entorno que respalde nuestros objetivos. Puede ser difícil sentirse bien si está rodeado de basura y desorganización, o si se siente inseguro en su entorno.

Nuestro entorno físico influye significativamente en nuestra cognición, emociones y comportamientos posteriores, incluidas nuestras relaciones con los demás. Ser consciente de cómo influye su entorno en su salud mental le ayudará a ser más proactivo a la hora de hacer cambios para mejorar su vida. Algunas formas de crear o participar en entornos que fomenten el bienestar son:

  • Mantener una habitación/vivienda ordenada.
  • Hacer la cama todos los días.
  • Tener un sistema de lavandería organizado que mantenga la ropa fuera del suelo (incluso si la ropa sucia está organizada en una silla con toda la ropa por lavar).
  • Evitar que la comida y la basura se acumulen donde no deben.
  • Asegurarse de que las superficies están libres de desorden.
  • Sacar la basura y los materiales reciclables a intervalos regulares.
  • Tener un lugar designado para contener el desorden hasta que pueda ocuparse del mismo.

Los espacios desordenados pueden crear sentimientos de agobio y ansiedad, mientras que los espacios ordenados pueden invocar una sensación de calma.

Mantener su espacio limpio parece fácil, pero cuando está luchando contra la depresión u otras dificultades físicas o mentales, las tareas pueden parecer insuperables. El desorden puede afectar nuestros niveles de ansiedad, sueño y capacidad de concentración, lo que alimenta nuestros sentimientos negativos. Recuerde dividir sus tareas y trate de idear una rutina de pequeños pasos hacia objetivos mayores. Todos necesitamos ayuda a veces, recuerde pedir a la familia y a los amigos que le ayuden, incluso acudir a profesionales cuando sea necesario.

Pase tiempo en entornos que fomenten los sentimientos de paz, seguridad y gratitud en lugar de los que aumentan el estrés o el miedo

  • Pase tiempo en la naturaleza.
  • Salga a pasear por un entorno tranquilo y pintoresco.
  • Siéntese y medite en el bosque.
  • Explore la naturaleza que le rodea, encuentre parques o lugares que le aporten alegría.
  • Aprecie y cuide su entorno local.
  • Plante árboles y flores para mejorar su entorno.
  • Conecte con su comunidad, cree relaciones que fomenten el sentido de seguridad y pertenencia.
  • Cree y/o asista a eventos comunitarios y apoye a los negocios locales.
  • Únase a un grupo comunitario dedicado a una causa que sea importante para usted.
  • Únase a la página de Facebook de su ciudad/comunidad o a otras plataformas de medios sociales.

“Cuando una flor no florece, se arregla el entorno en el que crece, no la flor”

– Alexander Den Heijer, orador motivacional

es_ESSpanish